¿Y POR QUÉ NO?

Muchos hombres ven las cosas como son y se preguntan porqué.

Otros sueñan cosas que nunca fueron y se preguntan porqué no.

George Bernard Shaw

Dicen que la consecución de la copa del mundo supondrá un incremento de la natalidad en España…

Dicen que la victoria en la final del Mundial de Fútbol aumentará el consumo, que incrementará el PIB y que ayudará a salir de la crisis…

Dicen que el gol de Iniesta no sólo ha borrado de un plumazo las sombras de infortunio que rodeaban al fútbol español sino que ha ayudado a engrandecer el orgullo de un país entero y ha acabado con un pesimismo crónico que inundaba algo más que el deporte nacional…

Dicen que la llegada de los integrantes del combinado español a casa hizo que los balcones de toda España se decorasen con banderas del país como nunca antes había ocurrido…

Dicen que la perseverancia, el trabajo, el juego limpio, la humildad y la esperanza en un sistema han hecho que millones de españoles se juntasen por vez primera para festejar y no para llorar pérdidas o para criticar políticas, dejando atrás cainismos y oscurantismos de otras épocas…

Dicen que un grupo de chavales de Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla la Mancha, Castilla León, Cataluña, Madrid, Navarra, País Vasco y Valencia ocuparon portadas y halagos a partes iguales en todos los periódicos internacionales desde Brasil a Inglaterra y desde Estados Unidos a Australia por su forma de entender un deporte…

El deporte español por fin puede decir que ha conseguido todas las metas que se proponía y a todos los niveles. Hasta hace unas semanas atletas, tenistas, jugadores de baloncesto y balonmano, ciclistas, escaladores, esquiadores, nadadores, jugadores de hokey y waterpolo, motoristas y pilotos de coches nacionales habían subido a lo más alto del podio internacional. Sin embargo el deporte español estaba incompleto, aunque laureado, por la falta de reconocimiento mundial a un juego que es el que más ingresos e intereses mueve en España. Y lo hizo de la manera en que lo llevan haciendo un elenco de deportistas que pasean el nombre de nuestro país al más alto nivel no sólo por el objetivo, que no es otro que la victoria, sino también por los medios. Jugando y dejando jugar. Son el paradigma del Deporte completo porque fomentan la victoria y el juego limpio, y los valores que se deben perseguir con la competición: cuando el rival no es más que un escollo a batir para doblegarse a uno mismo. Lo demuestra Nadal en cada revés a la pelota y mano tendida a su enemigo íntimo Federer, lo demuestra Gasol como un peón más de un equipo que lleva tres finales consecutivas de la NBA desde que forma parte de sus titulares y lo demostraba Indurain dejando pasar a su compañero de filas para verle ganar un campeonato del mundo. Atrás quedaron las viejas imágenes veraniegas en las que un cromo de Ronaldo valía 10 estampas del mejor jugador nacional. Porque ahora serán apellidos manchegos, valencianos o catalanes los más deseados en la colección Panini. Porque ahora serán las camisetas color rojo sin diminutivos brasileños ni motes argentinos las que se vendan más en las tiendas de todo el mundo. Porque ahora serán Torres, Villa o Casillas los nombres más escogidos por los chavales en las pachangas de los colegios o en los parques y las avenidas jugando con árboles como porterías…

Con la victoria de la semana pasada se evaporan los malos augurios que ensombrecían cada participación de la selección en un campeonato. Y la nariz de Luis Enrique se recompone de las caricias de Tassotti. Y a Zubi no le tiembla el pulso al agarrar ese balón raso y sin peligro. Y Raúl rasga la red desde el punto de penalti. Y el tiro de Salinas pasa por encima del guardameta italiano en el uno contra uno. Y Joaquín templa el centro a dos metros de la linea de portería para que Morientes remate a placer…

El Mundial empezó con los 23 que perdieron el primer partido. Porque todos ellos dieron muestras de abatimiento cuando salieron derrotados, y todos ellos compartieron la victoria cuando ganaron. Porque así son los futbolistas que el hombre tranquilo también llamado Del Bosque se llevó a Sudáfrica. Otro ejemplo de lo que debe significar el deporte (en la derrota y en la victoria). Un entrenador que no sucumbió a las criticas y mantuvo su fé en el estilo rotando jugadores cuando el momento lo requería como el pintor dibuja el perfil de un ángulo de 45 grados con el vértice mirando al suelo invisible al resto de los mortales. Hombres taimados que se crecen ante la adversidad y no tienen otro enemigo que ellos mismos. Cuando llegaron allí las esperanzas y expectativas eran muchas aunque siempre habia un pero. ¿Y no compiten como Alemania? No. ¿Y no luchan como Inglaterra? No. ¿Y no se cierran como Italia? No. ¿Y no corren como Holanda? No. ¿Y no tienen megaestrellas como Argentina? No. ¿Y no tienen la verticalidad de Brasil? No. ¿Y no tienen la fuerza de Costa de Marfil? No. ¿Y cómo quién juegan? Como España…

Pero todo esto empezó hace algunos años. Me imagino una reunión en Las Rozas con el nuevo entrenador de la selección. Un hombre más sabio por viejo que por sabio. Saltarían todas las alarmas. Su propuesta era absurda de puro simple. Hacer un equipo de locos bajitos en los que el objetivo fuera tener el balón. “Y no son necesarios delanteros de especial renombre ni mediocentros de gran envergadura”, se preguntarían algunos. Su propuesta avergonzaba al mismísimo balón de fútbol. Once chavales con la única iniciativa de tocar la pelota, de correr con ella y no tras ella, de pasarla por los huecos más inverosímiles, de convertir a los clásicos rombos del entrenamiento en polígonos inconcebibles con el balón inventando intersecciones entre las aristas. El de Hortaleza entonces armó un equipo con el criterio de un niño: que jueguen los mejores. Y le preguntarían: ¿ya no somos La Furia? Arquearía la ceja y resoplaría desdeñoso que no tenemos ya de que temer, que no nos debe nadie nada, ni buscamos venganza. Que el fútbol español no esta furioso. Que su propósito es el gol, su ambición el control del balón, su bandera el buen fútbol y su método la solidaridad. Sin embargo, las redacciones de los medios de comunicación de todo el mundo se siguen cuestionando cuál es el secreto de La Roja, los analistas argentinos y los jugadores retirados en las televisiones británicas hacen cábalas intentando descifrar cómo es posible que unos locos bajitos prestidigiten con los pies. La respuesta está en la sonrisa pálida y en las palabras de la camiseta interior que lucía el jugador que marcó el gol de la gloria para España. Disfrutando. Y haciéndonos disfrutar…

¿Y POR QUÉ NO?

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo RELATOS CORTOS

8 Respuestas a “¿Y POR QUÉ NO?

  1. Jejeje, eres un maquina, ya sabes, como siempre te he dicho, que me encanta como escribes.

    Un saludo

    p.d: toma SPAM: http://1pocodetod0.wordpress.com

  2. Qué sabias palabras, señor halcón (so páharo!). Y todo gracias al cálido apoyo que recibió la selección en el Calderón el pasado mes de noviembre de parte del público Linariense que les aupó a ir a por ellos, manteniendo su estilo, para vapulear a Argentina, e ir con la misma idea a Sudáfrica.
    Hasta en China lo saben!

    Y que no nos metan la del pulpo!

  3. paco

    Muy bien
    vellode punta con la referencia a los cromos!!
    Me quedo con el titular del diario OLÉ: “que la sigan tocando”

  4. Laura

    Aluy, que puto crack eres cuando tu talento y tu imaginación hacen de las suyas. Muy bonito, y muy real, sobre todo para alguien que lo siente como si hubiera estado aquí y sin embargo lo ha vivido desde la distancia. Besitos

  5. Jorge

    Me encanto pero esperaba que me encantara, asi que no estoy sorprendido

  6. laura

    me encanta, tengo los pelos de puntaaaaaaa. Grande nuestra seleccion ¿que tal por malta?

  7. Noelia (alias maltesa caliente... juju)

    Bueno, seguramente te sorprenderá que te diga esto… pero, NO TENÍA NI IDEA DE ESTE BLOG!!! fijo que me habrás hablado mil veces de él, o bien Jorge, pero mira, pensaría que hablábais de otra cosa… jajajajajaja.
    Que sepas que pienso seguir tus escritos, historias, anécdotas… sin duda alguna!!! algún que otro comentario mío recibirás aunque quizá no sea tan interesante como el contenido de lo que haya leído… pero se aportará lo que una pueda! 🙂

    Besotes!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s