DE MCGUFFIN E HISTORIAS CON TRAMPA

El anillo que portaba Frodo. El cáliz de Indiana Jones. El trineo “Rosebud” en Ciudadano Keane. El maletín de Marcelus Wallace en Pulp Fiction. Un tal Kaiser Sozé en Sospechosos Habituales. O la totalidad de la serie Twin Peaks. Todos ellos tiene algo en común. Y es el elemento narrativo destinado a perderse en el gran mensaje de la historia. Cebos dispuestos aquí y allá por los guionistas con la única intención de desviar la atención de los telespectadores. El término lo acuñó Alfred Hitchcock (otro gran creador de éstos) para referirse a un “objeto o un dispositivo en un largometraje o una novela que sirve meramente para hacer avanzar la trama”. Según el diccionario de Oxford, McGuffin es todo y es nada.

Después de 123 capítulos y de otras tantas incógnitas, se nos puede plantear la una pregunta que no es sino síntesis de muchas: ¿qué hay de importante en todo lo que nos han contado? Lost es una serie llena de esos McGuffin, sino construida en base a ellos. Pequeñas incógnitas que, en palabras de uno de sus creadores, no quedarán resueltas en su totalidad. Nombres de filósofos como Russeau, Locke o Hume. Tirabuzones matemáticos y físicos como los saltos en el tiempo o las realidades paralelas. Nexos de unión con culturas egipcias, griegas, mayas o del lejano oriente. Paradojas y fantasías como las reencarnaciones, la aparición de muertos o humos asesinos.

Pero lo mejor de todo estaba por venir. No contentos con tener al espectador enganchado con la ficción de la serie. En una nueva vuelta de tuerca, ahora se han reinventado y han incluido la ficción en la realidad. Y es que hace un par de semanas encontraron el borrador de una de las escenas del último capítulo de la serie: “The End”. La aparición del guión de una serie cuyo desenlace se mantiene como el mayor de los secretos y cuyos seguidores devoran spoilers continuamente en internet no tiene ningun sentido. Y hay es donde reside el artificio trapecista ideado por sus creadores: sembrar desconcierto también en la realidad de los espectadores con señuelos como ese. El McGuffin en estado puro.

Que disfrutéis con los pocos que quedan. Por que después del final…

http://www.youtube.com/watch?v=D4VLi1A9cMI

El mejor truco del diablo fue convencer al mundo de que no existía…

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo ENTRETENIMIENTO

Una respuesta a “DE MCGUFFIN E HISTORIAS CON TRAMPA

  1. cabrele

    Perdidos es un autentico Shuffle de Kansas City.
    Pero yo creo que no solo se puede vivir de McMuffins.
    Al final de cuentas, esas magdalenas que decía Alfredo, solo sirven para hacer avanzar la trama, pero eso precisamente es lo que últimamente le va faltando a perdidos.

    De hecho, creo que hay una desconexión enorme entre la season finale y las anteriores temporadas. Como una especie de corte en la historia, que la a-isla (…) de las anteriores.

    Diría que todo el hype que ha generado la serie ha superado a los guionistas en todos los sentidos y me está pareciendo que las magdalenas no consiguen ya llenar los vacios de la serie. Por eso creo también que cambia el tono de la serie tanto en esta temporada.

    Esperemos que nos den un final digno, aunque no sea bueno…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s