ONCE UPON A TIME IN GOZO

Es harto conocido por los que han estado en Malta y visitado los encantos que ésta ofrece, especialmente acompañados de una guía, que existen escondites cargados de mitos, de historias que pasaron o no y en los que se puede jugar con la ficción y la memoria.

Escribe Homero que existió una ninfa que consiguió retener a Odiseo (Ulises para los amigos romanos) a su vuelta de ver Troya convertida en cenizas. Calypso es el nombre de la que hizo cautivo al viajero durante 7 años mientras Penélope seguía tejiendo y destejiendo día y noche la madeja de su espera. Y Ogigia el de la isla en la que la ninfa hija del titán Atlas gozó de noches con Ulises. Algún lugar perdido entre los mares…

Algunas interpretaciones modernas identifican la isla homérica con la de Gozo. La porción de tierra situada más al norte de las tres que forman el país, tiene una población de 31.000 habitantes. A una distancia ridícula de la isla de Comino, sus habitantes se oponen a la construcción de un puente que los enlace con la menor de la islas de manera que se tiene que acceder a ella por ferry. Aparte de por el sentimiento independentista de Gozo, a la mediana de las islas se la conoce por albergar el templo megalítico más viejo de la historia y por disfrutar de unas aguas cristalinas ideales para la práctica del submarinismo.

Alquilamos un Chevrolet matiz para viajar con seis personas por la isla aprovechando el desconcierto y la concentración policial en torno a la capital originados por la visita del sicario (que no vicario) de Cristo. Nos bañamos en la delicada tonalidad de verdes dibujado en las aguas de la ciudad de Xelendi. Escalamos por las escarpadas lomas que rodean la colosal vista de la Azure Window, una ventana de piedra a la altura del mar diseñada con meticulosidad arquitectónica por la erosión, el paso del tiempo y quién sabe si algún escultor atemporal. Paseamos por los alrededores de Xwejni Bay, donde la acumulación de salitre en el agua (es la principal ciudad distribuidora de sal del país) hacen formas imposibles en la tierra yerma. Y disfrutamos de las vistas de la playa de arena cobriza de Rambla Bay, desde la Cueva de Calipso.

Ya no hay cantos de sirena. Ni ninfas ávidas de calor humano. Ni condenas celestiales durante siete años. Tampoco Penélopes esperando por el regreso. Nunca las hubo. Ni lo que poca gente sabe: el rescate.

Canta la épica que fue la diosa Atenea quién por vez primera se compadeció de Odiseo enviando al Mensajero de Zeus para su liberación de la isla. Hermes fue el que consiguió rescatarle de su cautiverio. Hermes, también conocido como el dios de las fronteras, de las puertas y de los viajeros que cruzan. Deidad de los ingenios y de los oradores. Representado con alas en su casco o en los tobillos…

También conocido como el dios de literatos y mentirosos.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo CARTAS DE UN 'HALCÓN MALTÉS'

2 Respuestas a “ONCE UPON A TIME IN GOZO

  1. Con lo cual Hermes también es el dios de los periodistas…
    Así que tu Gozo en tu pozo… pero ¡qué pozo!
    Sigue contándonos tus vivencias, que algún día publicaremos esa pluma,
    besos!!

  2. Franky Cerrudo

    Como siempre….soberbio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s